Economic Justice

Justicia económica

BWA World Congress Resolution 1970.4

The Twelfth Baptist World Congress, meeting in Tokyo, Japan, during July 12-18, 1970, notes with deep concern the continuing and increasing lack of economic self-sufficiency suffered by the majority of the inhabitants of the world, particularly those who are citi-zens of the developing countries.

Notwithstanding the vast technological advances which have brought an environment of abundance to one-third of the human race, the other two-thirds—more than two thousand million individuals—are still suppressed by the limitations created by past failures and present circumstances. Consequently they have not been able to make the transition to self-sustaining economic growth. Life for them is held in the confines of hunger, malnutrition, poverty, illiteracy, and disease.

The gap between the richer and poorer countries is already a chasm which widens with compounded acceleration. While Western countries enjoy per capita incomes rising to the $3,500 range, their fellows in the developing countries struggle for survival on per capita incomes of less than $100.

Most of mankind, denied sufficient food, clothing, education, shelter, and medical care, is unable to sustain basic human dignity or find opportunities for self-fulfillment. The population explosion adds to the dimensions of this human tragedy for each successive generation.

This Congress affirms that the Christian gospel is the declaration of the Divine purpose and provision for man in the totality of his being as expressed in our Lord’s manifesto recorded in part in Luke 4:18 (RSV): “The Spirit of the Lord is upon me, because he has anointed me to preach good news to the poor. He has sent me to proclaim release to the captives and recovering of sight to the blind, to set at liberty those who are oppressed. . .”

It calls upon the wealthy nations of the world to give priority to the interests of all humanity, to increase aid in all practical forms to the developing countries, and to set as a minimum objective to be attained with all possible haste the provision of such aid to the level of at least one percent of the gross national product from each.

This Congress calls upon all Baptists, according to their abilities and opportunities, to further the program of economic justice both by their influence as citizens and by their support of Baptist World

BWA World Congress Resolution 1970.4

Relief and the work of other worthy voluntary agencies providing economic aid and development services.

Citas

Bibliografía de la fuente original: Bryant, Cyril E., editor. La reconciliación por medio de Cristo: Informe oficial del XII Congreso, Tokio, Japón, 12-18 de julio de 1970. Valley Forge: Judson Press, 1971.

Fuente original Nota de pie de página/fin de página: Cyril E. Bryant, ed., La reconciliación por medio de Cristo: Informe oficial del XII Congreso, Tokio, Japón, 12-18 de julio de 1970 (Valley Forge: Judson Press, 1971), pp. 253-254.

Cita completa del documento en línea: BWA World Congress Resolution 1970.4 Justicia económica; https://www.baptistworld.org/resolutions.

Cita del documento en línea en el texto: (BWA World Congress 1970.4).

Economic Justice

La administración y la supervivencia del hombre en la Tierra

BWA World Congress Resolution 1970.3

We, the representatives of the Baptist World Alliance assembled in Tokyo in July, 1970, acknowledge that . . .

In this world we are called to be fellow workers with God in fulfilling his creative intention. The possibilities which he has placed in his creation wait upon us for their fulfillment. They provide an area in which we may exercise our God-given creative freedom and be truly God’s sons.

We acknowledge the sinfulness of our torn humanity. We have too often prostituted scientific knowledge to our own ends and used our technology to exploit the natural order for private and public greed.

We urge all men of good will to mend the ravages which we have inflicted and we are inflicting on our natural resources—air, water, plant life, and animal life. We would encourage all efforts, public and private, which are activated by such a concern.

We believe that God wills the blessing of good health for all his children and that all healing gifts come from God. We urge special attention to be given to the allocation of these healing gifts so that the world’s poor and forgotten people shall receive their just share.

We support all efforts which are rooted in the biblical concept of the sanctity of life and the integrity of human personality to limit the population of the earth.

We would, above all, urge our churches to place the gospel of Christ in the center, knowing that ultimately only in and through him and men’s acknowledgement of him, can the greed and selfishness of arrogant sinful man be dealt with effectively.

We would, however, declare our conviction that as Christians we are called upon to play our part not only in redeeming men but also in supporting all efforts to prevent the further destruction of our natural environment and to return nature to that balanced ecology that the Creator intended. We do this always with our eyes upon the ultimate consummation in Christ when God’s full purpose shall stand complete.

Citas

Bibliografía de la fuente original: Bryant, Cyril E., editor. La reconciliación por medio de Cristo: Informe oficial del XII Congreso, Tokio, Japón, 12-18 de julio de 1970. Valley Forge: Judson Press, 1971.

Fuente original Nota de pie de página/fin de página: Cyril E. Bryant, ed., La reconciliación por medio de Cristo: Informe oficial del XII Congreso, Tokio, Japón, 12-18 de julio de 1970 (Valley Forge: Judson Press, 1971), pp. 252-253.

Cita completa del documento en línea: BWA World Congress Resolution 1970.3 La administración y la supervivencia del hombre en la Tierra; https://www.baptistworld.org/resolutions.

Cita del documento en línea en el texto: (BWA World Congress 1970.3).

Economic Justice

Resolución sobre la Corrupción

Resolución 2014.4 del Consejo General de la BWA

El Consejo General de la Alianza Mundial Bautista, reunido en Izmir, Turquía, del 9 al 11 de julio de 2014:

RECONOCE que todo ser humano ha sido creado a imagen y semejanza de Dios y, por tanto, tiene un valor intrínseco para Dios y para el mundo (Génesis 1:26-27);

AFIRMA que Dios llama a todas las personas a hacer justicia, amar la bondad y caminar humildemente con Dios (Miqueas 6:8);

RECONOCE que Jesús nos manda amar a Dios y a nuestro prójimo como a nosotros mismos como modelo para practicar la justicia en el mundo actual (Marcos 12:33);

APOYA la transparencia y la integridad en todos los aspectos de la vida pública, tal y como reclama la Campaña Exposed, un llamamiento basado en la fe para acabar con la corrupción en los sectores gubernamental y empresarial; y

SE UNE a los hermanos y hermanas de diversas comunidades religiosas, incluidos el Consejo Mundial de Iglesias y la Alianza Evangélica Mundial, para firmar esta carta pública dirigida a los líderes de las naciones del G20 reunidos en Brisbane, Australia, en noviembre de 2014:

Nosotros, los líderes de las comunidades religiosas, emitimos esta carta pidiendo integridad y transparencia en la vida pública.

Formamos parte de la campaña mundial EXPOSED, que representa a mil millones de personas de 170 países que se oponen a la codicia, los acuerdos secretos y el abuso de la influencia pública, que se producen en todas partes y afectan sobre todo a los más pobres. En 2010, los países en desarrollo perdieron alrededor de $850 mil millones de dólares debido a los flujos financieros ilícitos, y la evasión fiscal asociada a la fijación de precios erróneos en el comercio cuesta a los países en desarrollo $160 mil millones al año. La vida de 230 niños pequeños podría salvarse cada día si se abordaran los problemas de corrupción y se liberaran los fondos tan necesarios para el desarrollo.

Como líderes religiosos, nos arrepentimos de cualquier práctica que pueda haber contribuido a la corrupción, y enmendamos nuestros caminos. Y pedimos a los gobiernos del G20, que tienen influencia sobre casi todas las multinacionales que operan en el mundo, que promuevan una mayor transparencia en sus asuntos financieros.

Los líderes financieros del G20 tuvieron la oportunidad de abordar el soborno y la evasión fiscal en empresas multinacionales y funcionarios públicos. En noviembre, los líderes gubernamentales podrían

Resolución 2014.4 del Consejo General de la BWA

respaldar esas medidas en una reunión histórica en Australia. Rezamos para que, al cumplir el mandato del G20, las políticas que formulen restablezcan la equidad y eviten la codicia.

ALIENTA a todas las iglesias, convenciones y sindicatos bautistas a practicar la justicia, la responsabilidad y la transparencia en todos nuestros tratos;

INSTA a todos los bautistas a llamar la atención sobre la corrupción que puede exponer, y de hecho expone, a las personas a un sufrimiento innecesario; y

HACE UN LLAMAMIENTO a los bautistas de todo el mundo para que actúen en la lucha contra la corrupción a todos los niveles, de acuerdo con el mandato bíblico de hacer justicia, amar la bondad y caminar humildemente con Dios.

Citas

Bibliografía de la fuente original: Callam, Neville, editor. Anuario de la Alianza Mundial Bautista 2014: Actas de la reunión del Consejo General y del Directorio. Falls Church, VA: Alianza Mundial Bautista, 2014.

Fuente original Nota de pie de página/fin de página: Neville Callam, ed., Anuario de la Alianza Mundial Bautista 2014: Actas de la reunión del Consejo General y del Directorio (Falls Church, VA: Alianza Mundial Bautista, 2014), pp. 140- 141.

Cita completa del documento en línea: Resolución 2014.4 del Consejo General de la BWA Corrupción; https://www.baptistworld.org/resolutions.

Cita del documento en línea en el texto: (Resolución 2014.4 del Consejo General de la BWA).

Economic Justice

Fin del embargo de los Estados Unidos de América (EE.UU.) a Cuba

Resolución 2013.7 del Consejo General de la BWA

El Consejo General de la Alianza Mundial Bautista se reunió en Ocha Ríos (Jamaica) del 1 al 6 de julio de 2013:

RECONOCE que han transcurrido más de dos décadas desde el final de la Guerra Fría, y que la mayoría de las manifestaciones negativas de esa lucha han sido mejoradas, excepto por el continuo embargo de los EE.UU. contra Cuba iniciado en 1960;

AFIRMA que el embargo no sirve a los intereses de los Estados Unidos, Cuba o la familia internacional de naciones, y mucho menos a los intereses del Cuerpo de Cristo en general y de la familia bautista en particular; y

RECUERDA la resolución que aprobó en sus reuniones de Montego Bay (Jamaica) en 1992 y de La Habana (Cuba) en 2000, en la que se pide a los gobiernos que "eliminen las sanciones económicas relativas a los alimentos y las medicinas" y que "reconsideren la conveniencia del uso de las sanciones económicas en el esfuerzo por alentar cambios en las situaciones políticas"; y

OBSERVA que varios organismos bautistas de los EE.UU., incluidas dos convenciones estadounidenses afiliadas a la BWA -la Iglesia Bautista Americana de los EE.UU. y la Convención Bautista Nacional Progresista- han estado registrados durante más de dos décadas en oposición al embargo; y

RECONOCE que anualmente, durante los últimos 21 años, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha votado -casi unánimemente- por el fin del embargo;

RECUERDA la creencia generalizada de que el levantamiento del embargo mejorará las condiciones de vida de los cubanos y proporcionará mayores oportunidades para el comercio, la educación y los viajes;

INVITA a las organizaciones miembros de la Alianza Mundial Bautista a solidarizarse con los bautistas cubanos que han sido afectados negativamente por este embargo;

ENCOMIENDA el progreso en la relación entre los EE.UU. y Cuba e insta al gobierno de los EE.UU. a levantar todas las restricciones restantes a los viajes a Cuba de los ciudadanos de EE.UU. and
end el embargo contra Cuba y restablecer las relaciones diplomáticas formales con el gobierno cubano; y

PIDE a los gobiernos de EE.UU. y Cuba que establezcan un proceso para negociar quejas bilaterales legítimas.

Citas

Resolución del Consejo General de la BWA 2013.7 Fin del embargo de los Estados Unidos de América (EE.UU.) a Cuba

Bibliografía de la fuente original: Callam, Neville, editor. Anuario de la Alianza Mundial Bautista 2013: Actas de la reunión del Consejo General y del Directorio. Falls Church, VA: Alianza Mundial Bautista, 2013.

Fuente original Nota de pie de página/fin de página: Neville Callam, ed., Anuario de la Alianza Mundial Bautista 2013: Actas de la reunión del Consejo General y del Directorio (Falls Church, VA: Alianza Mundial Bautista, 2013), págs. 142 y 143.

Cita completa del documento en línea: Resolución 2013.7 del Consejo General de la BWA Fin del embargo de los Estados Unidos de América (EE.UU.) a Cuba; https://www.baptistworld.org/resolutions.

Cita del documento en línea en el texto: (Resolución 2013.7 del Consejo General de la BWA).

Economic Justice

Gratitud por la vida y el ministerio de George Liele

Resolución del Consejo General de la BWA 2013.2

Resolución 2013.2 del Consejo General de la BWA Gratitud por la vida y el ministerio de George Liele

El Consejo General de la Alianza Mundial Bautista, reunido en Ocho Ríos, Jamaica, del 1 al 6 de julio de 2013:

RECONOCE a George Liele como el primer ministro bautista negro ordenado en América y líder pionero de las iglesias negras en los Estados Unidos de América;

RECONOCE a George Liele, fundador de la Primera Iglesia Bautista Africana de América y líder de iglesias en Carolina del Sur y Georgia, que contribuyó al desarrollo de líderes eclesiásticos como David George, Jessie Peters y Andrew Bryan en Estados Unidos, y otros en África, el Caribe y Gran Bretaña;

TOMA NOTA de que George Liele se evacuó con los británicos después de la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos y, mientras muchos permanecieron esclavizados, él eligió emigrar a Jamaica con su esposa Hannah y sus cuatro hijos y ejerció allí su ministerio durante más de cuarenta años; y

LAUDS George Liele como primer misionero bautista, diez años antes de que William Carey navegara hacia la India y treinta y tres años antes de que Adoniram Judson lo hiciera hacia Myanmar.

RECUERDA que George Liele plantó la primera iglesia bautista en Jamaica, con una membresía formada por personas esclavizadas y libres que no habían estado expuestas a un ministro negro ordenado del Evangelio;

ENCOMIENDA a George Liele quien, junto con su compañero misionero estadounidense, Moses Baker, a quien bautizó, mantuvo correspondencia con el Dr. John Rippon y otros bautistas y, junto con otros bautistas etíopes, entre ellos Parson Kellick, Thomas Swigle, George Gibb, George Vineyard, Miss Cooper y George Lewis, trabajó por el florecimiento de la causa de Cristo entre el pueblo jamaicano

OFRECE agradecimiento y alabanza a Dios por la vida y el ministerio de George Liele y deja constancia de su gratitud a Dios por la notable vida y el legado de este pionero de la misión bautista.

Citas

Resolución del Consejo General de la BWA 2013.7 Fin del embargo de los Estados Unidos de América (EE.UU.) a Cuba

Bibliografía de la fuente original: Callam, Neville, editor. Anuario de la Alianza Mundial Bautista 2013: Actas de la reunión del Consejo General y del Directorio. Falls Church, VA: Alianza Mundial Bautista, 2013.

Fuente original Nota de pie de página/fin de página: Neville Callam, ed., Anuario de la Alianza Mundial Bautista 2013: Actas de la reunión del Consejo General y del Directorio (Falls Church, VA: Alianza Mundial Bautista, 2013), págs. 142 y 143.

Cita completa del documento en línea: Resolución 2013.7 del Consejo General de la BWA Fin del embargo de los Estados Unidos de América (EE.UU.) a Cuba; https://www.baptistworld.org/resolutions.

Cita del documento en línea en el texto: (Resolución 2013.7 del Consejo General de la BWA).