Beth Hayworth Echols, ex directora del Departamento de la Mujer de la BWA, fallece a los 96 años

La BWA pide a los bautistas que honren su legado de hospitalidad y defensa de los derechos humanos

PARA SU INMEDIATA LIBERACIÓN

(FALLS CHURCH, VIRGINIA - 16 de diciembre de 2020)

Beth Hayworth Echols, antigua directora del Departamento de la Mujer de la Alianza Mundial Bautista (BWA) y apasionada defensora de sus vecinos de todo el mundo, falleció el 10 de diciembre en su casa de McLean, Virginia, Estados Unidos, a la edad de 96 años. Mientras sirvió en la BWA de 1986 a 1995, era conocida como Beth Hayworth MacClaren. La BWA hace un llamamiento a todos los bautistas para que recuerden y honren su legado de hospitalidad y defensa de los derechos humanos y para que recen por su familia en estos momentos.

"Beth Echols tenía un corazón para el mundo. Mucho antes de que asumiera su papel de Directora Ejecutiva del Departamento de Mujeres de la BWA, ya amaba y cuidaba de la gente internacional a su alrededor. Esto la hacía idónea para el papel de Directora Ejecutiva", dijo Moreen Sharp, Directora Ejecutiva Interina de BWA Mujeres. "Su mandato fue una época de grandes cambios en la BWA, así como en la escena mundial, pero ella proporcionó una base sólida - trabajando fielmente con su equipo, abordando los problemas de las mujeres, y reuniendo a las mujeres para hacer un impacto en el mundo. Su trabajo preparó el camino para el futuro, y hemos sido bendecidos por su fidelidad".

Nacida en 1924, Echols creció en una granja de tabaco en Carolina del Norte, a menudo completando sus tareas mientras leía cualquier libro que pudiera encontrar. La iglesia de su infancia, Abbots Creek Missionary Baptist Church, le inculcó la inquebrantable creencia de que Dios la amaba a ella y a todos los niños del mundo, creencia que guió su trayectoria profesional.

Echols tenía la esperanza de convertirse en misionera en el extranjero. Cuando esa puerta permaneció cerrada después de su graduación en el Mars Hill College, se inscribió en la Escuela de Formación de la Unión Misionera Femenina en Kentucky y se graduó en 1949 con una Licenciatura en Educación Religiosa. Tras su graduación, comenzó su larga carrera de empleo en organizaciones bautistas, siempre buscando formas de servir a sus vecinos en casa y en el extranjero.

Como muchas jóvenes líderes bautistas, su primer trabajo en la vida bautista fue a través de la Unión Estudiantil Bautista (BSU). Su primer puesto en el ministerio fue como directora de la BSU para el Eastern State College, donde era responsable de nutrir el ambiente espiritual de 500 estudiantes de Eastern que eran bautistas. En 1953, pasó de Eastern a una posición de liderazgo a nivel estatal como Secretaria Estudiantil Asociada del Departamento de la Unión Estudiantil de Kentucky. Echols describe su mayor logro en este puesto como la creación del primer retiro para estudiantes internacionales, que se convirtió en un evento anual en Kentucky y se extendió a otros departamentos estatales de la BSU. Echols se conectó por primera vez con la BWA en este papel mientras asistía a la Conferencia Mundial de la Juventud Bautista de 1958 en Toronto, Canadá. En total, Echols trabajó 11 años en Kentucky, hablando con frecuencia a los estudiantes de todo Kentucky y de los estados vecinos.

En 1960, Echols dejó Kentucky para convertirse en el director estatal asociado de la obra estudiantil de la Convención Bautista de Luisiana (LBC). La LBC había reconocido la necesidad de ministrar a los estudiantes internacionales, y Echols estaba ansiosa por hacer crecer este trabajo en los campus universitarios de todo el estado. En este puesto, volvió a conectar con la BWA en la Conferencia Mundial de la Juventud Bautista en Beirut, Líbano, en 1963.

El trabajo de Echols con los estudiantes universitarios internacionales fue un desafío directo a la segregación en Luisiana y llegó a oídos del Consejo Ciudadano (blanco) en 1964. Los estudiantes africanos preguntaban a menudo a Echols sobre el maltrato que recibían los afroamericanos por parte de muchos que decían ser cristianos. Para responder a estas preocupaciones, Echols empezó a invitar a estudiantes estadounidenses, tanto negros como blancos, a los actos para estudiantes internacionales. Para el retiro de 1964, asistían varios estudiantes del Grambling College y de otras escuelas de Baton Rouge y Nueva Orleans.

El Consejo Ciudadano se enteró de que los bautistas habían organizado un acto mestizo durante las vacaciones de Acción de Gracias de 1964, y dos de sus dirigentes acudieron a Alexandria para exigir respuestas. Echols fue la única empleada dispuesta a hablar con ellos, y el artículo que escribieron sobre la reunión acabó costándole un trabajo que le gustaba.

El número del 31 de diciembre de 1964 del periódico del Consejo Ciudadano, The Councilor, encabezaba con la noticia "El líder estudiantil bautista elogia al agitador negro". El artículo describe, pero no nombra, la conferencia internacional de estudiantes de la siguiente manera: "Un reciente cónclave de estudiantes universitarios patrocinado por los bautistas que se celebró en Nueva Orleans tuvo un fuerte sabor a Basin Street, con chicos de piel oscura y chicas de piel clara que se reunieron en plan social". El artículo cita a Echols por creer que "Martin Luther King pasará a la historia como el mayor cristiano de nuestro tiempo" y que, incluso en el contexto del matrimonio interracial, creía que cada uno tenía derecho a elegir con quién casarse. El artículo resume la reunión: "La Srta. Hayworth se mostró genial y sin ánimo de ofrecer excusas. Con franca honestidad dijo a sus visitantes segregacionistas que admiraba al Dr. King, creía en los matrimonios mixtos y participaba activamente en la integración social. Dijo que basaba todas estas creencias en su propia interpretación de las escrituras".

Entre los 117.000 suscriptores de todo el país había numerosos pastores y líderes laicos bautistas de Luisiana que comenzaron a escribir a la convención estatal a principios de 1965 exigiendo una explicación. Algunos apoyaban los puntos de vista de Echols y animaban a la denominación a adoptar una postura firme contra el Consejo Ciudadano, pero la mayoría estaba muy disgustada por el hecho de que un empleado de la denominación avergonzara a la convención de esta manera. A pesar del apoyo de varios líderes de la Convención Bautista del Sur y de iglesias de Luisiana como la St. Charles Avenue Baptist de Nueva Orleans, no pudo resistir la reacción. Algunas de las cartas críticas contenían amenazas de muerte, mientras que otras amenazaban con reducir o eliminar sus aportaciones al Programa Cooperativo si seguía siendo miembro del personal.

El Councilor publicaría al menos dos artículos más sobre el tema, así que para el verano de 1965 Echols sabía que no podía quedarse en Luisiana. Describió el año 1965 como su "zarzal" y se sintió siempre agradecida por la reunión de la Alianza Mundial Bautista en Miami, Florida, EE.UU., ese verano, donde aceptó la oferta de Jane y Bob Denny de vivir con ellos en Arlington, Virginia, EE.UU., y buscar oportunidades de empleo en la capital del país.

Echols comenzó su carrera en Washington en el Baptist Joint Committee for Religious Liberty (BJC), entonces llamado Baptist Joint Committee on Public Affairs. Durante siete años, fue directora adjunta de los servicios de información del BJC, lo que le permitió ser también redactora de Baptist Press. Como periodista acreditada en la década de 1960, Echols fue una pionera en la cobertura del Congreso, el Tribunal Supremo de Estados Unidos y otras noticias políticas procedentes de la capital. Sus artículos en Baptist Press, especialmente los relacionados con el hambre, la pobreza y los problemas de la mujer, se publicaron en medios de comunicación religiosos y seculares de todo el país.

Echols dejó la BJC para trabajar en iglesias locales del área de Washington. En 1979, Echols llegó a la Iglesia Bautista McLean en McLean, Virginia, Estados Unidos, donde comenzó un ministerio internacional que continúa hasta hoy. Echols siguió siendo miembro activo de la McLean Baptist cuando aceptó el cargo de directora del Departamento de Mujeres de la Alianza Mundial Bautista en 1986.

Su amor por la gente, los viajes y todas las cosas internacionales se cumplió plenamente en la BWA. Visitó más de 50 países durante su mandato y fue una prolífica escritora que se mantuvo al día con las mujeres bautistas de todo el mundo. Además de presentar las historias de las mujeres bautistas internacionales al público norteamericano escribiendo sus historias para publicaciones estadounidenses y canadienses, Echols estabilizó las conexiones de los miembros del Departamento de Mujeres.

En la Comisión de Ética Cristiana de la BWA celebrada en 1989 en Zagreb (Yugoslavia), presentó un documento pionero sobre los problemas a los que se enfrentaban las mujeres bautistas de todo el mundo. Dividiendo el informe en regiones geográficas globales, Echols analizó los problemas básicos de supervivencia a los que se enfrentan las mujeres, su papel en sus iglesias, sus opiniones sobre la ordenación y los obstáculos que deben superar. Echols señaló: "Las mujeres quieren pasar de lo que perciben como 'servidumbre' a 'asociación' y, junto con los hombres, encontrar un verdadero servicio dentro de la iglesia". Echols también creó y publicó el primer directorio del Departamento de Mujeres en 1993. Rastrear los nombres y la información de contacto de todos los sindicatos de mujeres y sus líderes que formaban parte de la red formal e informal de la BWA fue una tarea enorme.

Echols se retiró oficialmente de la BWA el 31 de julio de 1994, en una fiesta de gala en Uppsala, Suecia, a la que asistieron mujeres bautistas de todo el mundo. Como aún no se había nombrado a su sucesor, Echols permaneció en la BWA hasta marzo de 1995, y finalmente dejó el ministerio profesional remunerado a la edad de 70 años.

Patsy Davis, que más tarde sirvió como Directora del Departamento de la Mujer de la BWA desde 1998 hasta 2015, compartió que "Beth era una mujer dotada por Dios que utilizó sus dones para amar y ministrar a las mujeres bautistas de todo el mundo. Era una amiga, mentora y una persona divertida con la que estar".

Otro hito para Echols al principio de su mandato en la BWA fue ser ordenada al ministerio evangélico el 26 de junio de 1988 por la Iglesia Bautista de McLean. La ordenación era algo que ella había considerado pero que nunca había perseguido. Echols aceptó sólo después de considerar en oración su impacto potencial en las diversas mujeres líderes bautistas internacionales a las que dirigía, apoyaba y alentaba. En un escenario que recuerda a su salida de Luisiana, varios líderes bautistas masculinos trataron de impedir su ordenación llamándola y poniéndose en contacto con la dirección de la BWA para presentar sus objeciones. Esta vez no tuvieron éxito, y fue ordenada casi 40 años después de terminar sus estudios en el seminario.

Tras su jubilación, el compromiso de Echols con el ministerio internacional fue honrado de varias maneras. El Departamento de Mujeres estableció un fondo en su honor para ayudar a los bautistas africanos a comprar una sede para la All Africa Baptist Fellowship y proporcionar ayuda en Ruanda. En el año 2000, la Iglesia Bautista de McLean dedicó una gran aula de la Escuela Dominical al ministerio de Echols, renombrándola como Centro de Misiones Mundiales. La sala está decorada con más de 300 artículos que Echols adquirió mientras trabajaba para el Departamento de Mujeres. Todavía en uso, es un bello testimonio de la diversidad y los puntos en común de los grupos bautistas de todo el mundo, y el legado de una mujer cuyos actos ordinarios de obediencia constante los llevaron a estar un poco más en armonía unos con otros.

"Beth fue una líder fiel y valiente que luchó en la buena batalla. Tenemos mucho que agradecer al reflexionar sobre su vida y mucho a lo que aspirar al reflexionar sobre su legado", dijo Elijah Brown, Secretario General de la BWA.

A Echols le preceden su primer marido, Robert MacClaren (1986), y su segundo marido, Pat Echols (2012). Le sobreviven sus familiares en Virginia y Carolina del Norte y muchos amigos en todo el mundo. Los detalles del servicio conmemorativo están por llegar. Las donaciones en memoria de Beth Hayworth Echols pueden hacerse en BaptistWorld.org/give. Aquellos que deseen compartir un homenaje están invitados a hacerlo visitando BaptistWorld.org/honoring-beth-echols.

Nota: Un agradecimiento especial a la Rev. Jennifer Hawks por su diligente trabajo de investigación y crónica de la vida de Beth Echols y por su servicio como autora principal de este comunicado.

###

Beth Echols, antigua directora del Departamento de Mujeres de la BWA, falleció el 10 de diciembre de 2020, a la edad de 96 años. (Foto cortesía de Baptist Joint Committee for Religious Liberty)